LEC_MEXICO | Si Trump fuera presidente de México, ¿cambiaría la percepción de corrupción?
10537
single,single-post,postid-10537,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Si Trump fuera presidente de México, ¿cambiaría la percepción de corrupción?

El 25 de enero del 2017, Transparencia Internacional (www.transparency.org), publicó el estudio anual del índice de percepción de corrupción. México está en la posición 123 y declinó 28 posiciones comparando con su calificación obtenida en 2015. En cambio, Estados Unidos de América (EEUU) está en la posición 1, el país menos corrupto a nivel mundial de los 176 evaluados. ¡Esto es un error, es un dato equivocado!

El vecino del norte de México no es el menos corrupto (ningún país tiene 100, calificación máxima para el menos corrupto) del mundo – estos son Dinamarca y Nueva Zelanda. El vecino ni siquiera está dentro de los 10 primeros países del ranking global – actualmente se encuentra en la posición 18, siendo superado por Canadá en el continente americano. ¿Qué quiere decir esto? EEUU tiene corrupción a diferentes niveles y escalas que cualquier otro país del ranking. La gran diferencia, el aparato legislativo y que sí se hace algo al respecto con cierta efectividad y eficacia.

El nuevo Presidente de EEUU, Donald John Trump, ha anunciado, por mandato ejecutivo, durante los primeros días de su gobierno, entre varias cosas, la construcción de un muro en la frontera con México (3,000 kilómetros de extensión en la frontera, siendo que 1,000 kilómetros ya tienen un muro o cerca) y ha creado medidas más severas y estrictas de migración para musulmanes de 7 países. Esto ha causado una revuelta social en ciertos estados de EEUU, México y en diferentes partes del mundo. Decisiones acertadas o no esto ya fue aprobado y ahora debemos a estar preparados para las consecuencias.

Otro hecho anecdótico. La candidata para Miss Universo de Kenia le preguntaron si estaba de acuerdo y aplaudía las decisiones que ha tomado el Presidente Trump durante sus primeros días de mandato. Aparentemente su respuesta no fue tan acertada porque defendía más al Presidente Obama y reprobaba al mandatario actual. Cabe destacar que el Miss Universo es un show de Donald J. Trump. La candidata de Kenia fue descalificada, entre otros posibles factores, de la ronda final.

Una suposición. Ahora los invito a imaginar si el Sr. Trump fuera Presidente de México, ¿habría tomado estás mismas decisiones? O habría preguntado al pueblo en cadena nacional, “¿Uds. que hubieran hecho?”- el renombrado caso del “gasolinazo”. No es cuestión quien sea el Presidente de México, sino la voluntad política de no involucrarse en las decisiones legislativa y ejecutar y hacer respetar las leyes.

Si el Sr. Trump fuera Presidente de México muy probablemente no hubiera tardado casi cuatro años para diseñar y aprobar el Sistema Nacional Anticorrupción, sino lo hubiera aprobado inmediatamente. Pero, sí se hubiera encontrado con muchos intereses políticos, que potencialmente hubiesen impedido que este sea efectivo. Sin embargo, ya existían leyes que combatían a la corrupción y el Sr. Trump hubiera preguntado porque no se ejercieron de manera eficaz y eficiente.

Uds. creen que el Sr. Trump, si fuera Presidente de México, ¿Acaso habría pedido disculpas por haber causado confusión porque una constructora le entregó una casa millonaria a su esposa? Muy probable no. Si acaba de nombrar como cercanos colaboradores y gabinete de gobierno a sus familiares. Muy probablemente ni Ford, ni General Motors hubieran invertido su capital en EEUU ya que el Sr. Trump hubiera incentivado este sector para que se quede en México. ¡Primero México, segundo México!

Muchos de Uds. dirían entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump como Presidentes de México y EEUU no hay una diferencia significativa, todo con muchas lagunas políticas. Hoy, los escándalos son a la orden del día y las controversias sociales e impunidad son el pan diario. Entonces, ¿el Sr. Trump hubiera cambiado el panorama de México? No. El cambio se lo realiza con lo que se predica y se ve, el ejemplo. Tampoco se cambia de la noche a la mañana, pero existen valores y estilos muy particulares. Lo que si es cierto que liderar un país es totalmente diferente a una empresa o el “Aprendiz”.

¿Y la corrupción? La historia narra que el Sr. Trump quiso emprender un proyecto inmobiliario en el estado de Baja California y terminó siendo acusado de fraude y evasión fiscal. “En México no se puede hacer negocio sin corrupción”, parafraseó el Sr. Trump. Esto es una realidad. ¿Será que con el Sr. Trump, como Presidente de México, la corrupción se acababa o al menos se la minimizaba? No. Se predica con el ejemplo.

El Presidente Trump ha demostrado que sus decisiones son radicales y hasta se lo podría percibir como viscerales contra México, musulmanes y muchos otros. Necesitamos esta actitud en México para el combate a la corrupción. Luego reclamamos que los justos pagan por lo pecadores. No hay cárcel. Se fugan del país. No hay sanciones. No hay multas. Ni para el sector privado y sector público.

México necesita de decisiones claras y firmes en el combate a la corrupción y de seguro que esto generará una reactivación económica y de identidad. No sólo ahora que se impulsa a comprar los productos mexicanos, pero también esperamos, en el corto plazo, felicitarnos por ser mexicanos y hacer cumplir la ley y sancionar al corrupto y al corruptor. Si vamos a cambiar, que no sea sólo en productos sino también en la impunidad, en la corrupción.

México no necesita de un Sr. Trump. Él no cambiará la percepción de corrupción, muy probable se estancará. Se necesita de un pueblo unido. Se necesita creer en los mexicanos, en nuestros legisladores y en nuestras leyes. Necesita ejercer las leyes y sancionar a los delincuentes y corruptos.  Necesita herramientas (ISO 37001, Sistemas de Gestión Anti-soborno) claras y capacitaciones eficaces para crear conciencia y una cultura hacia anticorrupción y ética. Necesita de un Presidente de México y líderes, nuevos y antiguos, que quieran ser agentes de cambio con base al ejemplo.

A México se lo respeta, pero nos debemos ganar el respeto. No nos molesta solamente un muro sino la corrupción y también la inseguridad y la impunidad. Es ahora la oportunidad de cambio y juntos lo podremos lograr. No se trata de Trump, Presidente de EEUU o, del supuesto, de México, sino es compromiso tuyo, mío, del México lindo y querido. ¡Vamos por más!

 

*Autor: Fernando Cevallos

Fernando Cevallos es el Socio Director de LEC México (www.lecnews.com/mexico) enfocada hoy en la capacitación en materia de ética y cumplimiento y en la certificación internacional, CPC-A (www.certificacionencumplimiento.com), para profesionistas, siendo LEC la única y pionera en este ramo en México y América Latina. Fernando también es el Socio Fundador de F&C Consulting Group (www.forensicsandcompliance.com)

Fernando cuenta con 18 años de experiencia especializándose en temas de investigaciones forenses y Compliance para firmas de consultorías internacionales. Cuenta con una amplia experiencia internacional en América Latina, Estados Unidos, Europa y Medio Oriente.

Fernando actualmente es el coordinador global del comité de comunicación de la ISO 37001 y líder global en la elaboración de este estándar desde sus inicios. La trayectoria internacional de Fernando ha permitido consolidarse como uno de los líderes a nivel global del desarrollo y lanzamiento de este estándar internacional.

Fernando ha desarrollado e implementado programas educativos de compliance en Brasil y México. Asimismo, ha liderado e impulsado estos programas junto con una certificación internacional en prestigiosas universidades, como en la Fundação Instituto de Administração (FIA, la Universidad de Sao Paulo, USP) y en el Tecnológico de Monterrey (ITESM, Campus Santa Fe).

Fernando es Economista, graduado de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) y cuenta con Maestría en Administración de Empresas y Gestión de Personas otorgado por la Fundação Getúlio Vargas (FGV). Adicionalmente, ha obtenido especializaciones y certificaciones en CPC-A, investigación forense (CFE), Lean Six Sigma (Green Belt), y un diplomado en impuestos y auditoría por la ESPOL.